Follow by Email

domingo, 10 de octubre de 2010

Las antigüedades y muebles usados - Feng Shui

Las antigüedades y muebles usados
Por Carlos Sosa


… todo lo que existe en la naturaleza tiene su propio campo de energía, una fuerza magnética, eléctrica o eterica que como un doble invisible lo interpreta y se irradia en su entorno como un alo o aura, esas emanaciones contienen el código energético de la cosa misma, por ello los chamanes de las culturas primitivas buscaban estos campos de energías de la tierra para hacer sus asentamientos allí, los bewinos, nómadas del desierto soltaban sus perros y estaban atentos en donde se detenían a descansar para ahí mismo armar sus tiendas y los romanos ponían a pastar sus rebaños de ovejas en los terrenos donde pensaban hacer sus hogares, luego de un tiempo el sacerdote del templo local hacia una ofrenda con ellos a los dioses y posteriormente le abrían el hígado, si este estaba negro el lugar era malo para vivir, siempre los animales han sido buenos indicadores, en china los maestros del feng shui exploran también los lugares buscando el nido del dragón, mediante una visión aguda y experta, atentos a los síntomas de la naturaleza, ellos perciben la calidad del aire, la formas que toman los ríos, los bosques y montañas, la manera en que crece la grama, la dirección en que sopla el viento, la observación de como viven los animales de la zona, su pelaje y plumas tenían mucho que decir del lugar y todos estos datos le daba a ellos los indicios de cómo es el lugar, en las áreas pobladas las mediciones son muy distintas y al experto le tocara trabajar con otros materiales que no son tan naturales y como consecuencia actúan mas como interferencia o aislantes de las fuerzas naturales que como colaboradores de ella.

Tratemos de visualizar un objeto cualquiera y veamos en sus contornos como una niebla lo envolviera, como si este tuviese una atmósfera propia o un campo magnético que lo rodea, como si este mismo objeto fuera un bombillo que emanara su propia luz, aunque no sea así exactamente nos dará una idea para saber con que estamos tratando.
Estos campos de energía son muy sensibles y son fácilmente afectados y modificados por cualquier otro campos de fuerza mayor y deja en ellos sus huellas, a esta acción algunos especialistas antiguos dieron de llamar magnetización de los objetos, quiere decir que estos han quedado impregnado de una esencia vital o fuerza invisible que no es la propia, a partir de allí el objeto no solo emitirá su vibraciones sino que también con ellas emitirá las frecuencias ajenas que se han enquistado en él.
Ustedes habrán visto en algunos programas de televisión y es además estudiado por la parapsicología el fenómeno de impregnación y percepción psíquica que algunos sensitivos utilizan para conocer la realidad invisible que los rodea, así vemos a un sensitivo tocar un objeto con sus manos, cierra los ojos y nos cuenta una historia de quien perteneció el objeto, como es la persona, donde se fabrico, quien lo tubo antes, etc. toda esta información fue extraída del campo energético del objeto que fue impregnado por el aura de su poseedor.

Mucho mas importante que eso es el cuerpo energético natural que poseen los objetos, cuando traemos flores frescas a nuestras casas estamos colocando también campos energías saludables, armónicos y deseables, pero cuando traemos objetos que han sido manoseados por muchas personas, que poseen una historia dudosa, que valla saber por donde ha estado rodando y en que circunstancias, estamos trayendo a nuestro hogar no solo un objeto que a simple vista puede verse bello sino que con el estamos introduciendo al aura de la casa emanaciones sucias y desagradables.

En mis conferencias públicas muchas personas me preguntan si es bueno tener antigüedades en la casa, como es de esperar les contesto siempre que... “si pueden evitarla es mejor”
Las antigüedades históricas y religiosas son las mas peligrosas así como cualquier otra con una historia oscura, éstas han sido testigos de acontecimientos pasados que por lo general han traído mucho sufrimiento y dolor a sus antiguos propietarios, el campo energético de estos artículos se encuentran impregnados de tantas emociones como propietario ha tenido, al tenerlo en la casa estamos contaminado el alma de la vivienda con estos campos energéticos insalubres y malsanos que a la larga terminara afectándonos a nosotros también.


Envíanos tus comentarios


Carlos Sosa
Feng Shui Tradicional
Cursos presenciales y a distancia

-
Comentarios
1
Buenas tardes. Ahora pude comprender claramente los campos magnéticos. Yo doy terapia física, en el consultorio tenía una maceta con una hermosa planta que colgaba y tenía unas pequeñitas Fores violeta. Una tarde llegó un paciente, era un piloto que iba para atenderse el stress, su esposa llegó con el, ella estaba realmente celosa y se notaba muchísimo, obviamente no volvió más. La cuestión aqui es que el fue mi último paciente de ese día, al día siguiente que llegue mi plantita se habia secado, parecía que no la había regado nunca y que ya tenía muerta mucho tiempo, la pobre no pudo con la energía de ésta persona. Ahi vi claramente el poder de la energía.
.

2
Me encanto el articulo de los muebles antiguos, yo vivi en una casa antigua con muchas antigüedades y fue una experiencia malísima hasta la depresión llego a mi.
Gracias a DIOS ya hace tres anos vivo en una casa maravillosa.


3
Yo tengo objetos viejos o antiguos en mi casa. Nunca me ha parecido que se relacionen con cosas malas que me hayan pasado, porque a todos nos pasan. La única vez que sentí algo así fué con una pequeña botellita tallada en ébano que me trajeron de cuba. Era una artesanía bella, pero aunque estéticamente me gustaba, sentía cosas negativas cuando me la ponia. La quemé, aunque con algo de culpa. Era el regalo de una amiga.


4
Deseo contarles una vivencia con objetos antiguos y como "cambiaron".
Recibí de regalo dos guacas Taironas muy hermosas. Son dos urnas funerarias con su tapa y encantada las puse en la sala de mi casa. Desde que llegaron se incrementaron las peleas. Se peleaba por tonterías y en especial las discusiones parecían hacerse más incómodas si nos "sentábamos a hablar"( en la sala ) para solucionar las cosas.
Un día empecé a sentir que toda la energía negativa como que provenía de las guacas y me senté a hablar con ellas. Sinceramente fue una conversación desde el corazón. Les dije que eran piezas muy hermosas y que les pedía disculpas por lo que seguramente habían hecho personas de mi generación, que comprendía que probablemente las tumbas de donde provenían habían sido violentadas, saqueadas y que con razón estarían tristes, furiosas, indignadas. Y que yo solo les podía prometer que mientras estuvieran en mis manos iban a ser tratadas con respeto, dignidad y cariño. A quien le hablaba? a las guacas mismas como objetos? A las personas que estuvieron enterradas allí? a todo un pueblo y sus tradiciones?.... Yo no lo se. Solo les puedo contar que a partir de eso, mi casa volvió a la paz. Hoy por hoy siguen siendo las piezas mas lindas de mi sala, y "siento" que me acompañan e incluso "cuidan" mi casa.


5
Yo siempre he sido renuente a comprar cosas usadas. Ahora sé por qué. Prefiero no tener nada que ponerme a ir a las pulgas.


6
Tengo una gran tarea por delante, ya que conservo objetos de más de tres generaciones. Soy descendiente de una familia súper tradicional, histórica y no hay más descendientes directos y eso me limita bastante. Pero últimamente estoy prestando atención, a síntomas personales que me indican que me libere lo más posible, de estas relaciones antiguas.

7
…es para estar mas observador cuando uno va a comprar algun objeto o bien para cuando uno visita la casa de las amistades o familia. En especial tengo una comadre que es fanatica de comprar y aceptar antiguedades, tiene varios baules, muebles y cuadros antiguos. Antes cuando tenia poco de conocerla no me gustaba su casa, sentia algo raro, pero ahora me he acostumbrado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada